Pensión por Jubilación

La prestación (pensión) por jubilación, en su modalidad contributiva, cubre la pérdida de ingresos que sufre una persona cuando, alcanzada la edad establecida, cesa en el trabajo por cuenta ajena o propia, poniendo fin a su vida laboral, o reduce su jornada de trabajo y su salario en los términos legalmente establecidos.

El acceso a la pensión por jubilación de un ciudadano depende, desde el año 2013, de las cotizaciones acumuladas a lo largo de su vida laboral y de su edad. Ese mismo año, se inició el proceso de aumento progresivo de la edad de jubilación, que llegará a los 67 años en 2027 para quién haya cotizado 38 años y 6 meses o menos; para los que hayan cotizado más será de 65.

Este año, 65 años y 5 meses es la edad de jubilación fijada para aquellos trabajadores que hayan cotizado menos de 36 años y 3 meses. Los que sobrepasen ese periodo de cotización seguirán teniendo los 65 años como edad de jubilación.

Nuestra vida laboral está plagada de incertidumbres pero, sin duda, una de ellas es cuál será nuestra edad de jubilación, otra es el nivel de vida que tendremos cuando lleguemos a ella. A la hora de calcular el importe de la pensión, se tienen en cuenta los últimos 25 años cotizados; sin embargo, si queremos cobrar el 100% de la pensión, debemos contar con un cierto número de años cotizados. En caso de no contar con los años requeridos para el cobro de la totalidad de la prestación, se aplica un coeficiente reductor.

La Seguridad Social comunica cada año el Informe Integrado con las bases de cotización y el tiempo que llevamos cotizando. La base de cotización es la referencia por la que se determina cuánto deben pagar empresarios y trabajadores a la Seguridad Social. Esta base tiene límites, la base de cotización máxima y la mínima, que se establecen todos los años para los diferentes grupos profesionales. En función de ella, el trabajador recibirá más o menos prestaciones del sistema de Seguridad Social: a una base de cotización alta, mayores prestaciones, y al contrario.

De esta manera, estos datos son importantes a la hora de calcular la edad de jubilación, así como la cuantía de la prestación. Hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Año de jubilación: año en el que cumplimos la edad establecida para poder jubilarnos.
  • Base reguladora: es el importe medio mensual por el que hemos ido cotizando, contando 14 pagas al año (recordemos que los pensionistas cobran dos pagas extras anuales). De esta manera, se entiende como el cociente que resulta de dividir por 280 las bases de cotización del interesado durante los 240 meses inmediatamente anteriores al del mes previo al del hecho causante. Esta base irá evolucionando hasta el año 2022, tal y como muestra la tabla.
  • Porcentaje de la base reguladora a cobrar: en función de los años cotizados.

La cantidad de la pensión se consigue aplicando a la base reguladora el porcentaje que corresponde en función de los años cotizados. Se aplica un porcentaje adicional o un coeficiente reductor si sobrepasa o no llega a los años de cotización mínima

Puedes calcular tu Pensión accediendo a Livetopic

Si tienes alguna duda estaremos encantados de Ayudarte. Déjanos tu consulta:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s